31 de agosto de 2008

Interludio Musical: Guerrero en el campo de batalla

Así es gente: Llamo a este interludio para dejar algunas palabras por parte de una de mis personalidades: la de músico.


No tengo conciencia plena de cuánta gente entra a este sitio. Tengo un humilde contador que me sirve de referencia sólo para ver si alguien todavía se para por aquí o si no lo hace... curiosamente sí, aún cuando no sé de donde sea que proviene.. no sé si la web les juega una mala pasada y los manda aquí sin saber quién carajos soy, no sé si son gente que me conoce de algún lugar específico o qué onda.. pero esa gente que sí sabe la clase de lacra que soy, también probablemente sepa que uno de los aspectos de mi vida que me mantiene vivo, es la música... así que para aquellos que lo saben, ahí les va lo siguiente:


"¿Estás serguro que debería renunciar
y vivir una vida que los demás han diseñado?
¿O debería mantener este camino
y comenzar la búsqueda de mi mismo?"



La noche del 30, Agarwaen Dagorlad, banda a la que este año regresé como vocalista, dio lo que probablemente sea su última presentación del 2008.

Como siempre, la respuesta de la gente fue de poca madre. Han pasado 5 años y medio desde su fundación (de los cuales yo he sido parte 3 y medio) y hasta donde recuerdo, en todas las tocadas que he participado, la gente siempre ha sido increible hacia mí y la banda.

El caso es que, por primera vez en todo este tiempo, nos alejamos de las tocadas por un motivo muy bueno: por fin, estamos por entrar a grabar un disco profesional de larga duración.

Cuando uno voltea a ver la escena local, la industria en el país, el apoyo en el estado, la situación internacional respecto a estas cosas, cualquiera podría desanimarse: la bandas pequeñas no tienen oportunidad de contratos, las bandas medianas se logran mover o colocar sólo si tienen la solvencia económica para hacerlo y formar su propia maquinaria. Las bandas grandes se dan el lujo de ignorar la piratería o en el otro extremo, de regalar su música porque años y años de apoyo industrial se los permite ahora.

La escena a nivel mundial poco a poco se va olvidando de los "Long Play" porque sale más conveniente vender dos canciones en iTunes que manufacturar una hora de buena música. Billy Corgan, mente maestra de los Smashing Pumpkins y uno de los músicos que más me ha influenciado en toda mi vida melómana, describió la idiosincracia de la escena musical perfectamente: "actualmente se busca a quien venda una buena canción. Cualquiera puede hacer una buena canción. Incluso las bandas malas pueden hacer una buena canción. El reto está en poder hacer todo un disco que valga la pena".


A nivel nacional, la gente ha dejado de comprar discos (al menos originales). Ya ni siquiera aquellos músicos que son capaces de crear productos que valen la pena son merecedores del dinero de la sociedad. Por ahora, la piratería le gana al internet e incluso hasta por géneros puedes encontrar puestos en la fayuca.

Ya no hablemos de la escena en la cual mi banda se mueve: la metalera. me consta, y puedo meter las manos al fuego por ello, de que existen en verdad buenas personas, gente valiosa, banda que a pesar de todas las exigencias de la vida predisañada, no deja de luchar o de apoyar. Agrupaciones que dejan toda la pasión en su música. Pero a nivel nacional son prácticamente mafias las que se mueven para que los espacios de trascendencia que se abren, se queden entre "sus" músicos. La infraestrcutura que se ha logrado posicionar solo le da acceso a los que llegan recomendados.

A nivel regional y local, el movimiento simplemente no tiene peso social. Es muy grande, es importante para todos los que estamos en él y cada vez aparece gente más y más talentosa... el problema es que se pueden contar con los dedos de una mano los lugares donde nos dan oportunidad de aparecer. La organización de eventos se hace con gente que en verdad tiene las mejores intenciones, pero normalmente las cosas no funcionan. Es de lo más común que termines poniendo dinero, equipo y, a veces, perdiendo alguna de estas cosas, sólo por poder pararte enfrente de la gente a hacer lo que te gusta. Y a pesar de que cada vez es lo mismo,y cada vez te enojas más antes de subirteal escenario, sigue valiendo la pena hacerlo.

Entonces, ¿Por qué? ¿Por qué lanzarte a seguir adelante con todo esto? ¿Por qué comprometerte en cuerpo y alma el resto de los fines de semana de este año a trabajar en algo que no parece tener futuro en tu alrededor? ¿Por qué comprometerte a "perder" más de 30 mil pesos en un producto que parece no tener esperanzas en tu escena local, regional, nacional e internacional?

Y apesar de todo eso.. la respuesta sigue siendo siempre la más razonable: Porque de esto están hechos nuestros sueños.

No me voy a engañar: probablmente después de meses y meses de trabajo no pase gran cosa. pero ¿Saben qué? Honestamente no me importa.

Todavía el día de ayer en la tocada encontramos a gente que no dejaba de apoyarnos, todavía ayer había entre la multitud algunas personas que se sabían la letra de nuestras canciones mejor que yo. Había quien no llevaba la playera de Iron Maiden, sino una con nuestra imagen... y eso, creanme en verdad, me brinda una emoción indescriptible. Me conmueve demasiado. Hace que todo valga la pena.

Si al día siguiente de que un disco hecho con mi música - aquella que escribí, compuse y ejecuté junto con mis hermanos de banda - esté en la calle, no pudiera voler a tocar un piano o no pudiera volver a cantar, no va a importar.... Mi vida como músico estará completa. Un disco no es lo único que quiero hacer, pero me bastaría.

Por todo ello, todo lo que viene en adelante en esta encarnación musical (de las tres que tengo) me tiene absolutamente emocionado. Tal vez habrá quien no lo entienda, pero sé que muchos de ustedes, al igual que yo, y al igual que mis otros cuatro compañeros en este viaje, saben perfectamente, que bien vale la pena arriesgar toda tu vida por tus sueños frágiles...

Asi pues, honestamente y de corazón, un millón de gracias a toda la gente que me apoya, que me comprende, que se rie de ello pero que le da gusto verme pasar a esta nueva era como músico. No sé si mi música valga la pena, no sé si en verdad soy bueno en lo que hago, pero pueden estar obsultamente convencidos de que toda mi alma y pasión están en ello...

Gracias a tod@s por 5 años de esta banda y en especial, gracias por los 8 años que llevo como músico... espero que sean todavía muchos más...


- V



27 de agosto de 2008

N. del B. del B.: Reviviendo...

ooo si mis millones de lector@s: he vuelto!

Ya en serio, me cae que no me lo explico, pero me da harrrto gusto: todavía hay gente que se da una vuelta por este espacio olvidado por el creador... del blog.

Pero, me cae que ora no ha sido por decidioso... bueno, no mucho. Si este mes me desconecté, fue por dos razones poderosas:

La primera, porque después de dos años seguidos de echarme para atrás a la mera hora, esta vez si lo logré y volví a poner mi fe en la estrcutura cultural pública, así que mis desvaríos fueron a parar a otras hojas sin sentido en vez de a este espacio... toda la bola de estupideces que me cruzaban por la mente se mandaron por triplicado a la buena fe de quien sabe quién a ver si merezco que se mochen con un varo para pagar mis deudas con el banco.

Pero bueno.. me crean o no, más que por eso, fue una buena terapia para la otra poderosa razón que ya explicaré mas adelante, pero que me dejó fuera de mi realidad, con todo lo bueno y malo que esto implica.

Pero "oh, no mas lágrimas por favor.. el miedo y el dolor tal vez acompañen la muerte" pero no será la de este espacio ( no manchen.. sigue saliendo más barato que un psicólogo!!)

Gracias a todos los que siguen accediendo a este espacio. Hago dos promesas: trataré de mantenerlo actualizado ( telarañas propias y ajenas tengo para aventra pa' arriba!) y la segunda es tratar de respetar la primera esta vez!!


- V