31 de enero de 2011

Soundtrack Subliminal 2010 (Progressive)

Se acabó otro año y nuevamente me atrevo a recomendarles lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente... no sé si en verdad sea lo mejor, pero a mí me lo pareció y, como mínimo vale la pena la escuchada.

Esta vez con Progressive / Avantgarde / Post-Metal:



#7

ORPHANED LAND
The NeverEnding Way of ORwarriOR
Death Progressive Metal
Yo era de los cientos que esperábamos este álbum desde que escuchamos el abrumador Mabool. Aquel es una pieza artística sin precedentes, con una combinación de death, folk y progresivo que no puede más que dejarte atónito la primera vez que lo escuchas. De ahí la impaciencia y a la vez preocupación de esucchar este trabajo... ¿Pudo Orphaned Land superar semejante obra maesta? Y la respuesta es indudable: NO. La primera vez que escuché este nuevo álbum me dejó un tanto indiferente, despúes de otro par de vueltas, sabía que este disco iba a terminar entre mis grandes decepciones del año... pero por ahí del mes de octubre desempolvé esa edición que adquirí en preventa de la emoción, y decidí darle otra escuchada... fue hasta entonces que entendí que OL no intentó recrear el Mabool sino seguir adelante, así que con la cabeza fría, finalmente descubrí un album brillante de gran fuerza y sin duda, el segundo mejor álbum que la banda ha lanzado. Ok, no es Mabool 2: Superémoslo y abracemos esta nueva joya de los israelitas.

#6

YAKUZA
Of Seismic Consequence
Ambient / AvantGarde Metal
Yakuza es una banda que recién conocí este año. Cuando vi que estaban girando con Triptykon, me llamó la atención ver quienes eran (al parecer en otros lados no hacen los experimentos que a veces ocurren en México y normalmente las bandas tienen algo en común). Inevitablemente, su sonido me recordó los puntos más lóbregos y doom de la obra final de Celtic Frost, Monotheist, con la cual, confieso, recién me hice fan, y fue precisamente por ese toque lento, ambiental, absolutamente tétrico y deprimente (en el buen sentido), y Yakuza tiene todos esos elementos, más el plus que me ha estado conquistando últimamente: los metales en el Metal. El uso del saxofón le da otra dimensión a la atmósfera de sus canciones sin caer en el exceso, lo cual hace más brillante sus arreglos. Esta banda y este álbum son una recomendación indudable para todos aquellos amantes del ambient, progresivo y lóbrego.

#5

THE OCEAN
Heliocentric / Anthropocentric
Progressive / Post Metal

Esta es la segunda de tres bandas en el top que conocí este mismo año; y fue la que más tarde llegó a mis oídos. Mentiría tratando de hablar con experienacia del sonido de The Ocean, ya que fue a través de la continua aparición de estos dos discos en otros tops que supe quienes eran... pero en cuanto escuché la primera de las dos producciones que lanzaron este año, Heliocentric, me dí cuenta de que el Hype tenía poco que ver y simplemente era la genialidad de la música la que los hacía presentes en todos lados. Cada vez es más dificil para aquellos que llevan muchos años en el género negar la existencia del llamado Post Metal, y ante la lamentable ruptura de Isis, The Ocean se postula para ser uno de los principales representantes del sub género. Con una combinación de hardcore, progresivo y arreglos en crecendo, estos estadounidenses divideron las partes más ambientales y sutiles en el mencionado primer disco para dar paso a sus más aplastantes composciones en Anthropocentric, el cual parece ser más cercano al sonido de su carrera. Se ha consolidado un nuevo sub género.

#4

PAIN OF SALVATION
Road Salt One
Progressive Metal
Hay errores que son de novato y no deberías cometer cuando eres fan del Progressive. El típico es esperar que el nuevo material de una banda realmente comprometida con la evolución suene como aquello que lanzaron hace años y del cual te enamoraste. Por segundo álbum consecutivo, Pain of Salvation se burló de mí: volvieron a romper con lo "esperado" y en pleno amanecer de la segunda década del siglo XXI, Daniel Gildenlow abrió un vórtex en el tiempo y entregó una obra atrapada en la tangente del sonido de hoy y aquel que bien podría firmar el primer Genesis. Una vez más creí que palidecía ante aquellos viejos y casi perfectos Perfect Element part I y Remedy Lane y una vez más estaba equivocado. Es distinto, sutil, más personal, pero sin duda, (y ya debería dejar de sorprenderme) impecable, como todo lo que hace Pain of Salvation.

#3

PORCUPINE TREE
Anestethize
Progressive Rock
Tal vez sí hubo suficiente material original para no tener que recurrir a discos en vivo, sin embargo, es imposible pasar por alto un lanzamiento de Porcupine Tree. Steven Wilson es un tipo que se ha ganado a pulso sus estatus de genio, no sólo por su innegable talento musical y de composición, sino también porque sus producciones no dejan un solo detalle al aire: todo esta controlado y perfectamente cuidado; y la elegante creación de Anesthetize es prueba de ello. Desde el empaque mismo (este 'escribidor' es un orgulloso dueño de la edición de lujo), hasta el sonido, la mezcla, el manejo de cámaras y por supuesto, la magnifica ejecución. Finalmente, el set list, que incluye viejos clásicos y la interpetación en su totalidad de su increíble Fear of a Blank Planet hacen de este material un documento invaluable e infaltable en cualquier colección progresiva.

#2

VULTURE INDUSTRIES
The Malefactor's Bloody Register
Avant / Progressive Metal
Sin hacer demasiado ruido, Vulture Industries se llevó de calle a muchos progs ya establecidos. Este mismo 2010 conocí a esta banda que además de su nombre, lo primero con lo que me atrapó fue con el título de su álbum debut "The Dystopia Journals" y después para que el gancho fuera completo, el increíble sonido del mismo: de repente, ya no hizo falta extrañar a los geniales y míticos Arcturus, pues VI había capturado ese sonido, simétricamente colocado a medio camino del avantgarde y el prog más épico... fue justo el momento exacto en el cual que me atraparon, pues unas semanas después lanzaban este Malefactor's Bloody Register donde las marcadísimas influencias del legado de Arcturus se hacen más sutiles y comienzan a dar forma a ese estilo pero con mayor personalidad propia, con el lado más heavy en los potentes riffs y en las macabras líneas melódicas del vocalista Bjørnar E. Nilsen sustentadas en los bizarrísimos arreglos de teclado que él mismo ejecuta. Es un placer absoluto escuchar sus discos, y si la justicia divina existe, este es el arranque de una banda que será muy grande.

#1

OPETH
In Live Concert at The Royal Albert Hall
Death Progressive Metal

Cuantas veces no hemos escuchado a los metaleros más melancólicos preguntar: ¿Quién? ¿Quién en estos tiempos es capaz de convertirse en una leyenda del tamaño de Maiden, Judas, Zeppelin o Sabbath? Y cada día es menos difícil contestar en automático con una sola palabra: Opeth... no importa si eres fan o no de los suecos, es imposible negar su enorme calidad. El día que Mikael Åkerfeldt decidió que era una vil mentira eso de que Todo está inventado en la música, firmó su pase a la inmortalidad artística. En el 2000 entregó el que para muchos es el mejor álbum del Metal moderno: BlackWater Park y 10 años después, en su mejor momento, los suecos entregan este documento en vivo donde plasma esa pieza magna en su totalidad, más un recorrido por toda su discografía, entregando un viaje íntimo, pasional e irrepetible de casi tres horas de duración.... Opeth esta en el umbral, el punto más importante de su carrera: están por convertirse en la banda de Metal más grande del siglo XXI.





A DESTACAR TAMBIÉN:

Vanden Plas - The Seraphic Clockwork: estos alemanes no fallan: son una de las alineaciones más completas y mejor balanceadas del género. Su nuevo álbum tal vez no sea tan memorable como su anterior Christ.0, pero siguen siendo casi perfectos.

Shining - Blackazz: el sonido de los noruegos no es para cualquiera, pero definitivamente vale la escucha: es el álbum perfecto para los más atascados de la técnica progresiva, el Death y el Free Jazz.

The Ascent of Everest: Post-Metal con cuerdas en crescendo. Son una banda medio under, pero tienen con qué llegar a ser de lo mejor del subgénero en la actualidad.


DECEPCIONES:

Star One - Victims of Modern Ages: Ok, no es un mal álbum, pero Lucassen ya vive en el confort absoluto de sus invitados. Su genialidad e influencia en el género son incuestionables, pero sigo sin entender para qué crear tantos proyectos si todos van a sonar básicamente igual.

The Shadow Theory - Behind the Black Veil: oficialmente su álbum sale en latinoamérica en enero, pero desde hace un mes me decepcioné con este disco que es bueno a secas, pero del que esperaba demasiado. Devon Graves debe dejarse de proyectos y de nostalgias con Psychotic Waltz, y ponerse a trabajar en el próximo álbum de su brillante banda DeadSoul Tribe.


(Continuará...)



(Checa también: Alternative / Dark / Heavy & Hard / Melodic)

.

12 de enero de 2011

Soundtrack Subliminal 2010 (Melodic)

Se acaba otro año y nuevamente me atrevo a recomendarles lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente... no sé si en verdad sea lo mejor, pero a mí me lo pareció y, como mínimo vale la pena la escuchada.

Seguimos con Melodic Metal:


#7

KAMELOT
Poetry For The Poisoned
Melodic Progressive Metal
El power Metal está en peligro de extinción, pues sus representantes siguen haciendo la misma música que hace 10 años. Pero en las grandes excepciones está Kamelot. Su anterior álbum Ghost Opera representó ese giro a su sonido dando güiños al alternative rock. Para muchos de nosotros fue demasiado drástico ese cambio y en vez de evolución parecía que los estadounidenses simplemente se estaban comercializando. Afortunadamente este Poetry for the Poisoned se muestra, ahora sí, como una progresión: Kamelot parece que por fin encontró ese balance entre el prog, el melodic y ese toque de accesibilidad que los ha llevado a ser actualmente una de las bandas más populares del subgénero. Aunque ya están lejos de la velocidad del power (tampoco es que alguna vez fueran speed), encontramos un sonido más personal, con muchos medios tiempos pero de gran calidad; ese toque de casi elegancia en los arreglos y en la inigualable voz de Roy Khan. el sonido de Karma ya no existe, pero la calidad compositiva puede hacer que ya no lo extrañemos.

#6

HELLOWEEN
7 Sinners
Power Metal
Pregunta rápida: ¿Alguien se acuerda de Gambling with the Devil? Después de un mediocre álbum de estudio y el espantoso recopilatorio Unarmed, (el problema no es que fuera una broma, sino que fuera una muy mala), parecía que la leyenda de Helloween se había extinguido. Tal vez conscientes de ello, los germanos decidieron correr el mismo riesgo que la última vez les costó media alienación: hacer algo diferente... si bien este 7 Sinners es un riesgo controlado y tampoco se salen del todo de su esquema de Power empalagoso (a fin de cuentas tanto Weikath como Grosskopf siguen atrapados en 1988), sí es definitivamente su álbum más pesado y el mejor desde el grandioso The Dark Ride. Los melancólicos podrán seguir clamando el regreso del "Metal-God-que-odia-el-metal", Michael Kiske, pero lo cierto es que Andi Deris es desde hace 10 años la fuerza motora compositiva de esta banda y mientras el dinosaurio que toca con él no eloquezca nuevamente, Deris tiene el futuro de Helloween asegurado.

#5

DRAGONFORCE
Twilight Dementia
Melodic Speed Metal
El eterno sino del Power se hace presente de forma exponencial con DragonForce: miles los odian, y miles los detestan. La peculiar velocidad a la cual ejecutan y destrozan la barrera de los 200 beats los ha convertido en un blanco de críticas, pero a mismo tiempo este sonido (y claro está, el Guitar Hero) es responsable de que sean la banda más comercializada del melodic. Este álbum en vivo esta hecho con una doble intención: acallar los rumores de que eran incapaces de ejecutar en vivo sus canciones y cerrar una etapa en su carrera con la salida del vocalista ZP Heart, tachado de ser poco menos que insulso y que aquí demuestra que no cualquiera podrá llenar el vacío que deja. La selección de temas es muy buena, ninguno de sus tracks más representativos está fuera... podrán decirles lo que sea, pero es un placer poner este desmadroso álbum y olvidarse de cualquier pose.

#4

RAGE
Strings to a Web
Melodic Heavy Metal
Hay cosas de las que siempre puedes estar seguro en la vida: que el universo es infinito, la muerte irremediable, el ser humano es autodestructivo y que el próximo álbum que haga RAGE será una joya del Heavy Metal al igual que el anterior. Cierto, SoundChaser sigue estando en el firmamento (en mi opinión, es prácticamente perfecto) más Smolski y Wagner siguen moviéndose para adelante y aunque su sonido es cada vez menos cambiante, es tambien día tras día más identificable, único y personal; con esa base heavy melódica llena de riffs tan técnicos como pegadizos que rompen en una sección instrumental para el solo que se ha vuelto descarademnte progresiva. En este álbum otra vez Smolski se luce con una suite heavy orquestal que contiene probablemente el mejor solo de todo su andar con Rage. Estos dos tipos son impecables.

#3

AT VANCE
Decade: The Best of At Vance
Neoclassical Metal
At Vance es simplemente una de las mejores bandas del Metal Melódico. Pero si no han oído hablar de ella, no se preocupen: tampoco la mayoría de los metaleros. La mejor banda de neoclassical lanza un recopilatorio celebrando sus 10 años de menospreciada carrera, y conforme avanzan los tracks, queda cada vez más claro lo injusta que es la escena, relegando a una banda de altísimo calibre al underground, aunque también nos recuerda que, a pesar de que siempre han sido excelentes, los años con el vocalista Oliver Hartmann son y seguirán siendo los más brillantes de la banda. Mención especial para el increíble segundo disco, donde At Vance recopila sus covers de canciones de Pop y casi todos sus magnánimos covers de piezas clásicas de compositores como Vivaldi, Beethoven, Paganini, Bach y Chopin.

#2

BLIND GUARDIAN
At the Edge of Time
Epic Power Metal
Dicen que todas las grandes bandas tienen derecho a un álbum malo, pero con el abominable A Twist in the Myth, Blind Guardian cobró con creces. Afortunadamente aquel disco fue sólo un tropezón y los germanos han regresado a la calidad habitual. Ya no se acerca a sus clásicos atemporales, pero aún son capaces de hacerlo mucho mejor que la inmensa mayoría y para muestra, esta el increíble track de apertura "Sacred Worlds" que es simplemente una de las mejores canciones de su catálogo y del metal en este 2010. Como siempre, las grandes orquestaciones y arreglos son el arma principal sobre la cual se mueven sus composiciones (esta vez con orquesta real), junto con el excelso juego de voces aunque, tal vez consciente de que ya no tiene 20 años, Hansi Kürsch ha bajado un poco su tono y moderado sus agresivos agudos. En algún lado de la red leí que los acusaban de "mecanicos y cuadrados" y francamente me parece una verdadera estupidez: André Olbrich es uno de los guitarristas con más feeling en el Melodic, y Kürsch es uno de los vocalistas más pasionales de todo el Metal.

#1

RHAPSODY OF FIRE
The Frozen Tears of Angels
Melodic Symphonic Metal
Cuando un pseudo ídolo del metal demasiado sobrevalorado llegó con sus abogados e impidió a los italianos hablar, tocar, publicar o incluso aparecerse en público, todo indicaba que Rhapsody of Fire estaba terminado. Las cosas llegaron a tal grado que Luca Turilli, líder y mente maestra, ya se dedicaba a dar clases y había dejado como epitafio de su banda un álbum de medios tiempos del que casi nadie se enteró. Y entonces apareció en escena Nuclear Blast, aparentemente arregló los problemas legales y sacó de la tumba a los Mighty Warriors, y por supuesto Turilli no desaprovechó semejante oportunidad y creó su mejor álbum en una década. Tal vez su sonido sigue siendo el mismo, pero sin duda el nivel de composición y ejecución está en el punto más alto. La banda no había compuesto canciones tan hímnicas y memorables desde Power of the DragonFlame y Fabio Lione vuelve a dar cátedra de porqué es el vocalista más versátil del género. La mala suerte parece que ha terminado, y lo mejor de Rhapsody of Fire parece que esta por venir.



A DESTACAR TAMBIÉN:

Masterplan - Time to be a King: El problema de tener como debut uno de los álbumes fundamentales del melodic del siglo XXI es que después de eso, cualquier buen disco a secas palidecerá y se verá menos valioso de lo que realmente es. aun así es excelente y un placer absoluto ver de regreso al todopoderoso Jorn Lande.

Grave Digger - The Clans will March Again: sus mejores épocas han pasado y la salida del guitarrsita Manni Schmidt sólo emperoró las cosas. Aun así su neuvo álbum es bastante bueno. Grave Digger parece ser incombustible.

DECEPCIONES:

por donde empezar (porque pueden llover mentadas)...

Avantasia: Nadie va a negar que Tobias Sammet está destinado a ser el "eurometalgod", pero seamos sinceros: lleva bajo su nombre tres álbumes al hilo en franco declive y llenos de lo que a todas luces son Lados B (aunque el espantoso último álbum de Edguy más bien parece de lados Z) y que sólo la calidad de sus invitados los salva... debe tomarse un descanso.

Revolution Renaissance: está claro que Tolkki vive en animación suspendida: sus canciones, estructuras, coros, letras, todo, es un total reciclaje de sí mismo. Tal vez ese sea el motivo por el cual ya terminó esta banda y ahora, en lo que parece su última carta, se junta con uli kusch y andre matos en una nueva banda llamada symfonia.

Angra - Aqua en el 2004 parecía que finalmente se quitaban el estigma de Matos y se consagraban, pero después del casi perfecto Temple of Shadows cayeron en la absoluta mediocridad. Este nuevo disco parece compuesto hace 15 años. La gran promesa melódica de América se ha apagado.

(Continuará...)



(Checa también: Alternative / Dark / Heavy & Hard)

.

4 de enero de 2011

Soundtrack Subliminal 2010 (Heavy / Hard Rock)

Se acaba otro año y nuevamente me atrevo a recomendarles lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente... no sé si en verdad sea lo mejor, pero a mí me lo pareció y, como mínimo vale la pena la escuchada.

Seguimos con el Heavy y el Hard Rock:

#5

BON JOVI
Greatest Hits
Hard Rock
No hay mucho que decir aquí: del inmenso cáncer que signficó la industrialización de la música en los 80 bajo el nombre de Glam, prácticamente nada se salva, excepto Bon Jovi. Y la prueba es que, sin necesidad de arrastrar la dignidad (que en el caso de muchos otros realmente jamás se tuvo) más de 20 años después siguen vigentes gracias a un curioso y minúsculo detalle: son músicos de verdad que saben hacer un Hard Rock excelente y a la vez accesible. Y la prueba es que este recopilatorio es simplemente adictivo: desde su track inicial hasta el final es imposible adelantar piezas porque todos y cada uno de los grandes hits, himnos hardrockeros y momentos de oro de la banda están ahí. Es perfecto para melancólicos, pero también para las nuevas generaciones de rockers que, con motivos de sobra, creen que esa oscura (y rosada) etapa ochentera sólo es ausencia de calidad musical.

#4

BLAZE BAYLEY
Promise and Terror
Heavy Metal
El hombre de la eterna guerra sigue adelante. Con todo en su contra (como ya es costumbre en él), Blaze Bayley lo hizo de nuevo: cinco discos, cinco obras maestras del Heavy Metal. Es increíble que la estigma sea tan grande que a muchos todavía les sea imposible darse cuenta del magnífico compositor e intérprete que es. Este Promise and Terror sigue bajo la misma línea de su anterior y excelso The Man who would not Die, con inolvidables riffs y coros, pero ahora, influenciado por el último golpe bajo del destino que significó la muerte de su esposa y manager (quién lo rescató del olvido), explora en la música y letras un lado más triste y personal, creando así el disco más oscuro de su carrera... basta de estigmas y prejuicios: ¡Blaze Bayley es un maestro!

#3

BLACK COUNTRY COMMUNION
Black Country Communion
Melodic Hard Rock
Realmente no entiendo cómo es que siendo un "super grupo" (Glenn Hughes en bajo y voz, Jason Bonham en la batería, Derek Sherinian teclados, y Joe Bonamassa guitarras), pero principalmente con un disco debut tan increiblemente bueno como este (el mejor álbum de HR del año), nadie hable de Black Country Communion. Este álbum es un ABC de cómo hacer Hard Rock: potente, melódico, adictivo, ejecución de alto nivel y con mucho feeling... además de un perfecto balance, porque con tanto rockstar envuelto en el proyecto, uno se imaginaría que es una cacofonía de lucimiento personal y en vez de ello, aquí el principal elemento es el ensamble y las canciones (aunque no me hubiera importado tener a Sherinian un poco más presente en la mezcla). Pero lo más impresionante es, y por muchos años más seguirá siendo, Glenn Hughes: el tipo tiene 58 años y sigue cantando como como si tuviera veinte (su tono, rango y timbre son impresionantes). Sin duda alguna junto con Dio es la mejor voz del Hard Rock, y uno de los mejores vocalistas de todos los tiempos.

#2

MEGADETH
Rust in Peace: Live
Heavy Metal
He aquí una ecuación infalible: el Dios creador del US Thrash, un clásico atemporal del género y la mejor alineación de la banda en 20 años... Nada podía salir mal en la realización de un álbum en vivo titulado Rust in Peace: Live, donde Mustaine, en lo que parece es el segundo cenit de su carrera, decide rendir tributo a su propia herencia y entrega un salvaje concierto donde nada, absolutamente nada, suena viejo. Todo lo contrario, RIP pudo haberse escrito este 2010 y seguiría siendo un momento definitvo en la historia del Metal. complementado con otro puñado de clásicos de otros álbumes, este RIP: live es un disco escencial del 2010 (y en México se vende baratísimo el combo CD/DVD, así que no hay pretexto)... Tal vez nunca venda lo mismo que su boceto de banda, pero parece que finalmente la historia del Metal está poniendo a Dave Mustaine en el primerísimo sitio que se merece.

#1

IRON MAIDEN
The Final Frontier
Classic Heavy Metal
... y como reza el milenario proverbio lleno de filosofía pura: "Maiden... es maiden" y no hay verdad más absoluta en el Metal. Sin sorpresas: La banda más grande del género sacó un nuevo álbum y éste resultó ser otra obra maestra. Lo más impresioante de la carrera de Iron Maiden no es el altísimo nivel de calidad de sus composiciones, no es la increíble ejecución y ensamble de sus músicos, no es la facilidad con la que pueden crear himnos que sobrevivan el paso del tiempo: lo más extraordinario es que siempre están mirando para adelante... 30 años después siguen progresando en su sonido. Si bien la edad los ha hecho bajar la velocidad un poco, la grandilocuencia de su música sigue intacta. Aunque permanecen los pasajes extensos y técnicos, este disco es un poco menos progresivo que los anteriores y con una mayor influencia de Hard Rock, que le dan ese toque melódico e inolvidable. Dadas las declaraciones de Harris y Dickinson, bien podríamos estar ante el último álbum de Iron Maiden. Y aunque todos los que los idolatramos no queremos pensar en ello, este The Final Frontier tal vez es un brillante epitafio a la histora más grande jamás contada en el Heavy Metal.



A DESTACAR TAMBIÉN:

Allen / Lande - The Showdown: Más Hard Rock melódico de alta manufactura y en la voz de dos de los más grandes del Melodic Metal. Aunque es un disco muy bueno, esta tercera parte va decreciendo (el primer álbum es un clásico del Hard europeo). Magnus Karlsson tiene un genio compositivo que merece mayor reconocimento.

Astral Doors - Testament of Rock: este álbum compilatorio de Astral Doors es un recordatorio de lo buena que puede llegar a ser esta banda de herencia directa de Rainbow y de lo cabronamente bueno que es Nils Patrick Johansson en la voz.


DECEPCIÓN:

Jon Oliva's Pain / Circle II Circle: aunque sus últimos discos son bastante decentes, la verdad es que Jon Oliva y Zak Stevens prometieron que con sus proyectos no haría falta Savatage y no han cumplido: sus álbumes debut son unas joyas, pero de ahí en adelante cada disco va siendo más y más intrascendente. Stevens ya no tiene identidad y Oliva se ha dedicado a reciclar los riffs de su fallecido hermano Criss.

Por supuesto, la mayor decepción es el día que el Heavy Metal murió: El más grande vocalista, Ronnie James Dio nos dejó y así perdimos a la primer gran leyenda del género. 68 años y seguía sobre un escenario haciendo música de Dioses... es una lección muy valiosa de que la vejez es un estado mental.

Y aunque desgraciadamente menos trascendente, la gran pérdida del Hard Rock fue Steve Lee, vocalista de GOTTHARD. Tenía la banda, la actitud y principalmente la increíble voz para hacerse leyenda. El único capaz de opacar y casi borrar a la plana mayor de voces del melodic en un álbum de opera metal (the human equation).



(Continuará...)



(Checa también: Alternative y Dark )