31 de diciembre de 2011

Soundtrack Subliminal 2011 (Melodic Metal)

Y al final del año, así quedó conformado el Soundtrack Subliminal del 2011: lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente.

Seguimos con el Melodic Metal (Power, True, Heavy):



NIGHTWISH
Imaginareum
Symphonic / Melodic Rock

5

Cuatros años se tomó Nightwish para hacer un disco que todos sus fans de antaño van a odiar; porque esta banda no se parece en absolutamente nada a ninguno de sus álbumes clásicos: demasiado pensado, demasiado cuidado para ser diferente y con toda la intención de entrar a nuevos mercados. Es la versión más versátil (hasta toques de blues y cabaret tiene) y la más comercial de Nightwish, pero a pesar de ello, el disco es bastante bueno. Olvídense de una vez por todas de Tarja, ya no se necesitan, ya no cabe en este Nightwish... apuesto que será un hit de ventas.

 

FALCONER
Armod
Power Folk

4

Si usted mi estmado lector jamás había oído de Falconer, no se preocupe, casi nadie lo ha hecho. Pero si usted también es un fan del Melodic Metal, ha cometido un gran error. Para éste su séptimo disco, los suecos decidieron mandar al diablo la idea de abrirse a nuevos mercados, hicieron su álbum más riffero con una base rítmica aplastante, con mayor énfasis en el Folk y totalmente cantado en su lengua nativa; y el resultado es probablemente el mejor álbum de la banda. Rompieron muchos esquemas del Power y resultó ser uno de esos discos que siguen manteniendo a flote este subgénero moribundo.

 

ROYAL HUNT
Show Me How To Live
Melodic Progressive Hard Rock

3

Si son fans del Melodic desde los 90, seguramente saben quienes son Royal Hunt y DC Cooper. En cuanto dejaron de trabajar juntos, algo pasó que simplemente se perdieron en el Under. Y aunque ninguno de los dos dejó de hacer trabajos muy recomendables por separado, hay ocasiones en que ciertas personas parecen nacer para tocar juntas. Tras más de una década, Cooper volvió a RH y con él, la magia compositiva al virtuoso tecladista André Andersen. Royal Hunt acaba de escribir su mejor disco en 10 años: Hard Rock Melódico con el teclado como protagonista, como casi nadie lo sabe hacer hoy en día.

 

ICED EARTH
Dystopia
Melodic Heavy

2

Honestamente, no me lo esperaba. Cada álbum que Iced Earth ha hecho desde el cambio de siglo ha ido bajando poco a poco la calidad, hasta llegar a la mala broma que fue The Crucible of Man. Y la nueva salida del omnipotente Matt Barlow (en mi opinión, uno de los mejores vocalistas del género de todos los tiempos) parecía marcar el fin de una banda que debía haber desaparecido hace años. Quien sabe si fue un golpe de orgullo, un sincero renacer o un madrazo de realidad, pero Jon Schaffer se dejó de arreglos burdos, pseudo mitologías y nacionalismos, y terminó lanzando el más sencillo, pero también el mejor álbum de la banda en el siglo XXI: directo, riffero, y pegadizo: justo lo que hizo grande a Iced Earth... o tal vez, Schaffer simplemente recuperó la inspiración porque, cuando todo parecía terminado, encontró al vocalista Matt Owens Tim Barlow Mattim Barlowens Stu Block, y logró lo imposible: nadie se acuerda de Tim Owens y nadie extraña a Matt Barlow.
   

 

POWERWOLF
Blood Of The Saints
Melodic Heavy Metal

1

Este año estaba destinado a ser aquel en el que finalmente, el Melodic Metal se vendría abajo. Al menos yo, había decidido que hasta aquí llegaba escuchando este subgénero... y entonces, Conocí a Powerwolf... ¿Acaso redefinió o reinventó el Power? ¿Lo han modernizado? ¿Han evolucionado su definición musical? La respuesta es muy sencilla: NO... Powerwolf hace un Heavy Melódico muy tradicional, muy directo, con el uso de muchos clichés musicales del Power Metal, sigue al pie de la letra el manual de estructuras del subgénero; pero el pequeño detalle que los diferencia del mar de intrascendenica y mediocridad que es el Melodic Metal hoy en día es simple: son encabronadamente buenos. Toda esa pretención, esa épica que raya en lo ridículo, esos sinfonismos fáciles, simplemente no existen. Powerwolf hace un Metal directo, melódico y captura toda la escencia del mismo. y aun así, tampoco han dejado de lado la originalidad: el inigualable timbre Tenor Lírico del vocalista Atila Dorn, el uso de un Ógano Real de Iglesia y principalmente, que toda su imagen y música esta rodeada de ese imaginario oscuro, blasfemo, maligno y que al final no deja de ser nada más que un fino humor negro: Powerwolf parece caer en cada cliché del Metal, y se burla de él, mientras los ejecuta de forma magistral... Blood of the Saints es volver a lo básico, es recordar porqué era orginalmente tan bueno ser parte de esta cultura / contracultura, despierta en nuestra memoria esa necesidad primitiva por la pasión y la emoción de escuchar una buena canción. Powerwolf logró lo que hacía mucho había dejado de sentir cuando escuchaba un buen disco: sonreir, acelerarme el pulso, adormecerme el cuello, olvidarme de los problemas del mundo, y conforme las canciones pasan, pensar en lo increíblemente hermoso que es ser un orgulloso amante del Heavy Metal y la buena música.



A DESTACAR TAMBIÉN:

Hammerfall - Infected: quién lo iba a decir, pero Hammerfall se acordó de hacer buenas canciones. Siguen sonando exactamente igual que siempre (tampoco se les puede pedir mucho) pero después de una década de pena ajena, por fin sacaron algo digno de la popularidad que aun tienen. Muy disfrutable.

Serenity - Death and Legacy: No está al nivel de su anterior discazo, pero definitivamente tienen talento. Siguen estando dentro de lo muy poco rescatable de la "nueva ola" del Melodic.

Charred Walls Of The Damned - Cold Winds On Timeless Days: Parece que finalmente se hace justicia con Tim Owens. Heavy Épico muy recomendable, de lo mejor que ha hecho Owens desde que saltó a la fama.


DECEPCIONES:

Warcry - Alfa: el anterior Revolución fue un discazo: diferente pero excelente. Con éste nuevo intentaron "regresarse" a un sonido más power pero, al menos la mitad del disco, es francamente olvidable... tampoco es tan grave: tenía que llegar el día que Víctor García se equivocara.

Como mencioné antes, este parecía ser el año en que finalmente el Power sería enterrado y fue debido a esto:

Symfonia - In Paradisum: que mayor señal puede haber de que el Power está casi muerto, si un ábum con André Matos, Timo Tolkki, Jari Kainulainen (ex stratovarius, ex Evergrey), Mikko Härkin (ex Sonata Arctica) y Uli Kusch (ex Helloween, ex Masterplan), resulta ser tan inesperada e inimaginablemente tan malo... Compuesto casi en su totalidad por Tolkki, el finlandés nos quiso vender por enésima vez el Elements parte 8 o 9... es descarado y casi insultante lo que las canciones se parecen a viejos tracks de Stratovarius. Después de este fracaso, Tolkki declaró que ni los fans, ni los músicos, ni la industria, ni nadie, entendía su música... y se retiró.

Kamelot: Esto era una cronica anunciada: después de más de medio año fuera de las giras y el ojo público, por una supuesta enfermedad (aunque mucho se rumora que es porque se unió a una especie de secta o religión bizarra) Roy Khan enterró de golpe toda una era en el género y se fue de Kamelot. Triste para los que somos fans y, aunque seguramente la banda no tendrá problemas en seguir, es muy simbólico el hecho.


Rhapsody vs Rhapsody: de pena ajena: su último álbum From Chaos to Eternity no es su mejor creación, pero es muy recomendable y un muy buen cierre para una de las sagas épicas más importantes del Power Metal. En vez de comentar eso, todos hablan de la telenovela que vino después con la separación de las dos mentes creadoras, Luca Turilli y Alex Staropoli, cada uno lidereando su propia versión de "Rhapsody" (mismo logo, mismo sonido, mismo baterista). Si esta banda no es una leyenda del Metal, es porque toda la vida se han visto frenados por su peor y más implacable enemigo: ellos mismos.


Continuará...


No dejes de Leer: Prólogo / Alternative / Extreme

 

29 de diciembre de 2011

Soundtrack Subliminal 2011 (Extreme Metal)

Y al final del año, así quedó conformado el Soundtrack Subliminal del 2011: lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente.

Seguimos con el Extreme (Black, Death, MeloDeath, MeloDoom):

GHOST BRIGADE
Until Fear No Longer Defines Us
Dark / Sludge / MeloDoom

6

Hace dos años Ghost Brigade dio el salto fuera del mar de la intrascendencia cuando lanzó el magnifico Isolation Songs, uno de los mejores discos que se han creado del denominado "Doom Melódico". Riffero, potente, melancólico y desolador, pero con melodías cautivadoras. Este nuevo Until Fear No Longer Defines Us retoma ese mismo camino, mas una voz clara cada vez más prominente, salvo que no alcanca ese status de culto underground de su predecesor; pero, para ser honestos, no era tarea fácil. No iguala su obra maestra, pero se queda muy cerca.

 

WOLVES IN THE THRONE ROOM
Celestial Lineage
Black / Ambient

5

Sí, su debut Diadem of 12 Stars seguramente seguirá siendo considerada su máxima obra, sin embargo este, su cuarto álbum es probablemente el que mejor balance ha alcanzado entre el Black más puro, ese toque Ambient casi místico y la consolidación de un sonido propio. WitTR suena crudo, muy crudo, pero cuando menos lo esperas, el viaje astral ya comenzó, sólo para que el cierre se convierta en un clímax desgarrador. Lo cierto es que no hay puntos bajos en su discografía, pero, en lo personal, éste es el mejor disco de los nuevos iconos del Black en el siglo XXI.

 

AMON AMARTH
Surtur Rising
Melodic Death

4

Aun cuando el Death Melódico comienza a tener síntomas de cansancio y poca originalidad, aún quedan refugios que nos permiten recordar porque es un subgénero tan popular: Probablemente nadie en todo el MeloDeath haga riffs tan aplastantes y adictivos. No hay giros drásticos, pero tampoco hay falla: Surtur Rising es otra aplanadora, otra muralla de riffs de guitarra irresistible, infranqueable, memorable. Y con todo, sí hay ciertos güiños hacia un sonido un poco más melódico y accesible. Amon Amarth ya dejó de hacer "canciones": cada track en este álbum es un himno de guerra.

 

INSOMNIUM
One For Sorrow
Melodic Doom / MeloDeath

3

Es increíble que sin hacer prácticamente nada de ruido, Insomnium ya es una de las mejores bandas extremas hoy en día. Son probablmente el mejor ejemplo para el ahora denominado Doom Melódico: ese punto exacto donde el melodeath es tan pasional y melancólico pero que jamás cae en el Goth u otras alegorías. Y en este su quinto y mejor álbum, simplemente han consagrado ese sonido potente, pesado, lóbrego, desesperanzador pero a la vez casi luminososo. Definitivamente, algo tiene la maldita agua en Finlandia que logra que hasta el Extreme suene nostálgico.

 

FLESHGOD APOCALYPSE
Agony
Symphonic Death

2

Sólo hay una forma de definir este disco: Encabronadamente Abrumador. Confieso que no he escuchado el álbum debut de estos italianos, pero es increíble que en éste, apenas el segundo, ya tengan tanta facilidad para crear canciones tan memorables sin perder, prácticamente en ningun momento, el salvajismo y la brutalidad. Es un álbum épico y furioso, aplastante, que no da un sólo respiro hasta que poco después de que termina la última canción, sigues preguntándote qué carajos fue lo que te golpeó. Estaba destinado a ser el mejor álbum sinfónico y extremo del año, pero entonces...

 

SEPTICFLESH
The Great Mass
Symphonic Extreme

1

Cuando arrancó el 2011, esperaba que éste fuera el mejor disco extremo del año, y me equivoqué... fallé en esa aseveración porque cualquier cosa que yo esperara, se quedó corta en comparación a lo que mis oídos estaban escuchando: Esto que hoy escribo es un burdo intento y nada más, porque simple y sencillamente no hay palabras para describir el tamaño de documento musical que es The Great Mass. Probablemente no sueno nada objetivo, pero lo cierto es que ésta es una de las obras más impresionantes que he escuchado en el Metal. Y apesar de ello, es tan grande, tan épico y tan abrumador el sonido de este álbum, que no cabe en el género (y ese es el único agumento que pueden tener sus detractores para no considerarlo una obra maestra). Ahí está el fundamento en el Death Metal, sí, pero esto es algo más allá: Esto es música clásica extrema. Es una obra atemporal. Es de esos momentos de la música que pueden definir una generación, un camino, un futuro dentro de la industria. The Great Mass es la muestra de que hay algo más grande, algo más allá de los límites entre géneros, algo mejor de lo que como músico puedes alcanzar. Es el cénit, el colofón en la vida de una banda, un altar, un sino y tal vez una perdición, pues no puedo imaginar cómo Septicflesh pueda superar esto. Eso un tiempo para decir, "yo estaba ahí, era joven, era metalero y me tocó vivir el día que vio la luz The Great Mass y de golpe borró los límites y barreras entre el sinfonismo y el rock extremo". Es el mejor álbum en todos los géneros populares de este año y uno de los álbumes más poderosos en la historia de la música comercial contemporanea. Así, sin más: Es el concepto en su estado más puro de todo lo que nos hace sentirnos uno mismo con el arte de amar la oscuridad.


A DESTACAR TAMBIÉN:

Shining (Suecia) - VII: Född förlorare: No están más arriba porque este año quise mostrar sólo lo esencial (no más de 5, y el extreme fue donde más calidad hubo), pero estos suecos están muy cerca de lo indispensable. The Eerie Cold es aún intocable, pero éste no baja la calidad. Suicidal Black de primer nivel.

Dark Lunacy - Weaver of Forgotten: Los reyes del "Dramatic" decidieron dejar atrás su sonido característico: cero cuerdas, cero ensambles corales. Un movimiento muy arriesgado del que no salieron del todo ilesos. Aunque un poco genérico, el disco todavía es pasión pura, pero defintivamente su "menos bueno".

Einherjer - Norrøn: La mejor noticia es que Einherjer está de regreso. Demasiado folk para lo que esperaría de los dioses vikingos, pero es cuestión de gustos.


DECEPCIONES:

Goth Metal: Este año no hay Soundtrack Subliminal para los géneros oscuros, porque francamente todo me pareció de un nivel muy pobre: medio se salva Draconian y su "enfresamiento", medio se justifica Anathema (me niego a tomar sus remixes ambient como un album serio), sigo preguntándome por qué Samael se intentó regresar al Black y no siguió haciendo las joyas electro dark que ya hacía... y lo en verdad rescatable fue Paradise Lost... con una producción en vivo... tocando un álbum de hace 15 años...
Con suerte Moonspell vendrá a poner orden en el 2012.


Children of Bodom e In Flames: El problema NO es que dos bandas icónicas del género experimenten, se comercialicen o de plano cambien su sonido: el verdadero problema es que lo hagan con álbumes tan mediocres y de tan bajo nivel. Seamos honestos, si estos álbumes fueran firmados con el nombre de una banda nueva, todos nos estaríamos burlando de ellos.


Continuará...


No dejes de Leer: Prólogo / Alternative

 

27 de diciembre de 2011

Soundtrack Subliminal 2011 (Alternative Rock)

Y al final del año, así quedó conformado el Soundtrack Subliminal del 2011: lo que no dejó de sonar a través de mis bocinas y en mis oídos, derechito hasta mi subconsciente.

Comenzamos con el Alternative Rock:


SHINEDOWN
Somewhere In The Stratosphere
Neo Hard Rock

5

Confieso que antes de este álbum, Shinedown era para mí nada más que una banda decente con una buena canción (Devour) que pegó gracias a una película entretenida pero malona (Final Destination 4). Pero este extensísimo álbum en vivo (2 CD y 2 DVD) es suficientemente bueno para reivindicar esta banda como una de las mejores dentro del llamado Neo Hard. Son pasión pura: el set eléctrico es intenso, riffero y pegajoso, mientras que el set acústico es emotividad total. Como para traerlo en el coche si te vas a lanzar 4 horas de carretera.

 

FOO FIGHTERS
Wasting Light
Modern / Neo Hard Rock

4

Aquí no hay mucho que agregar: Para nadie tendría que ser sorpresa que Dave Grohl saque nuevo material y que éste sea un discazo. Cada vez menos enojado, cada vez más maduro, pero la calidad nunca se ha ido de los Foo Fighters. Una de las injusticias más grandes de la muerte de Kurt Cobain, es que tuvo que haber un cambio total de generación que consumiera Rock (y que sólo supiera del "suicidado" hasta que éste ya estaba en su tumba), para que finalmente Grohl reciba el lugar en la historia de la música que se merece sin estar a la sombra de nadie.

 

THE DEAR HUNTER
The Color Spectrum
Indie / Progressive Rock

3

En su mayoría, el Indie me parece un estilo un tanto genérico. Tal vez por eso es que The Dear Hunter me tomó desprevenido, porque logran algo que sólo se realiza cuando ya se alcanzó un nivel muy especial de maduréz musical: hacer de la simplicidad su mejor arma: es un álbum versátil, cautivador, adictivo y además, con un pie dentro del rock progresivo. The Color Spectrum es de lo mejor que he escuchado en el Indie Rock en mucho tiempo. Recomendación: escucha el disco de 11 tracks, y si te gusta, no te puedes perder el proyecto original de 36 canciones: es todo un viaje sensorial.

 

THE PRODIGY
World's on Fire
Electronic / Post-Punk

2

14 años después de conocerlos, los vuelvo a escuchar y siguen siendo uno de los actos más arrolladores de la música alternativa. Este documento en vivo es la muestra de ello, sus canciones no han envejecido y su furia tampoco. Excelente título del álbum, porque el mundo en verdad parecer arder cuando The Prodigy suena a través de los altavoces. Este álbum en vivo debe ser suficiente para que todos nos prometamos uan cosa: de hoy en adelante, queda prohibido perderse uno de sus conciertos en el país donde vivas.

 

SUCKERPUNCH
Original SoundTrack
Modern Rock

1

No podía ser otro. Es impresionante como han despreciado por igual críticos, cinefilos y meros fans el último trabajo de Zack Snyder, el bizarro y fetichista cuento de hadas SuckerPunch... les voy a ser bien honesto: no sé si soy muy condescendiente, o la vi de buenas, o simplemente soy un perro jarioso, pero en lo personal, la película me encantó: Más allá de los efectos visuales, y el obvio intento por conquistar a una generación calenturienta con infalibles negligées, SuckerPunch es, como ya lo mencioné, un cuento de hadas: moderno, oscuro, bizarro, y con una trama original como ya casi no se ve en el cine comercial. Estoy convencido de que en algunos años va a ser una película de culto... pero, a diferencia de las críticas negativas sobre el filme, al unísono la aclamación pública no se hizo esperar por el soundtrack. Otra vez Snyder usa reversiones de temas clásicos y otros más recientes de Rock, Pop, Hip Hop e Indie; dándoles una modernización que va en perfecta armonía con sus secuencias de acción. Al menos para mí, la gran revelación es Emily Browning y su cautivador tono inocente, dulce, y a la vez melancólico, casi casi como una Beth Gibbons (Portishead) adolescente. Crean lo que quieran del filme, pero les sugiero que lo vean otra vez y pongan especial atención en la coordinación de las escenas con la música. Este OST, su combinación y lo bien logrado de los estilos, es el manifiesto de cómo debería ser la industria musical hoy en día.

A DESTACAR TAMBIÉN:

Green Day - Awesome As F**k: El mejor resúmen en vivo de la última etapa de los otrora punks. Para ponerse al día si les perdiste la pista después del Nimrod.

San Pascualito Rey - Valiente: En verdad sentía que era una vuelta en forma de SPR, pero hace apenas un par de días volví a esuchar completo el increíble Sufro, Sufro, Sufro y me de dí cuenta que su presente está a años luz de su inmaculado Debut. Aun así, siguen siendo de lo mejor en el rock mexicano.

Juan Carlos Lozano - Nada Haces Por Mí: Ok, esto no es Alternative, ni siquiera es Rock: es Pop Electrónico, casi Ambient en algunos momentos... pero nadie lo hace mejor en México. No tiene el gancho increíble que tenía su proyecto Morbo, pero JC Lozano sigue siendo un músico y compositor espectacular, con una visión única de la música comercial.


DECEPCIONES:

The Horrors - Skying: No es un mal disco, pero al analizar el nivel de su anterior Primary Colours, esto no está ni siquiera cerca. No dudo que a sus fans les guste, pero a mí francamente me aburrió.

Radiohead - The King Of Limbs: Esta es una banda de culto, y los riesgos que eso conlleva es que pueden grabar una hora de tráfico de su calle, y los fans seguirían diciendo que es una obra maestra. Pareciera que Yorke agarró su sintetizador, se encerró en el estudio, y no dejó entrar a nadie hasta que terminó el disco. Que vengan las mentadas, pero es innegable que éste es el peor álbum de Radiohead.



Continuará...


No dejes de Leer: Prólogo

21 de diciembre de 2011

Soundtrack Subliminal 2011 (prólogo: yo sólo sé que no sé nada)

 ἓν οἶδα ὅτι οὐδὲν οἶδα

Otra vez, en un respiro, el 2011 está por morir.. al igual que la industria musical como la conociamos. Mientras más música escucho, mientras más bandas conozco, más me doy cuenta de que no sé nada de este arte, y no soy un especialista en ningún género o subgénero: simplemente un amante de la buena música.

Sin muchas analogías... sin muchas alegorias: me disponía a continuar mi tradición bloguera de hacer una nueva lista de "lo más acá " que sonó en este 2011 en la músca alterna (la cual probablente le valga madre a todo mundo, pero por algua razón me sigue gustando hacer) cuando finalmente, después de años de ceguera y ensimismamiento y egocentrismo de mi perspectiva melomaniaca, abrí los ojos para aceptar algo que desde hace muchos años viene sucediendo: la música como industria es un mundo. Uno moribundo. Uno que es es sólo una muy, muy pequeña parte del unvierso en constante y eterna expansión que es la música como arte.

Yo sé yo sé: de seguro están pensando: "woow. que gran descubrimiento ha hecho este bastado del blog!! NADIE se había percatado de ello!"... pero bueno ya en serio: desde que internet se volvió algo masivo al alcance de cualquiera, este obvio y burdo hecho que hoy comento, no comenzó a suceder, simplemente se volvió visible. Pero es hasta estos albores de la segunda década del siglo XXI cuando yo he decidido aceptar algo que me negaba a hacer, y cambiar mi foma de ver la escena.

La primera vez que comencé a darme cuenta de todo esto fue hace más de 5 años, en el 2006, cuando acababa de lanzar el primer demo casero de mi banda y decidí realizar lo que era en aquel entonces la sensación online y lo más trendy que una banda podía hacer: crear una cuenta en Myspace. Ahí abrí los ojos ante la abrumadra cantidad de bandas de "nuestro tamaño" que existían, pero más importante, de lo cabronamente buenas que eran. Muchas de ellas aun mejores que las bandas "grandes" y reconocidas de las que yo era fan.

Ahí me di cuenta de cuantos músicos como yo había en cada rincón del país y el planeta, soñando y creyendo que eramos únicos y merecíamos ser reconocidos. Ahí me di cuenta que tan jodidamente equivocados estabamos.

De vuelta a este año, ahí va el ejemplo que significó la gota que derramó el vaso: yo soy un fan muy grade de Giant Squid. Desde la primera vez que los escuché (hace unos 3 años), no me canso de afimar que son una de las mejores bandas de Avant / Post del planeta. Entonces, hace unos meses, finalmente encontré en la red algunas fotos y algunos videos aficionados de sus pesentaciones... la impresión fue increíble:

Siempre los había imaginado como una banda under de culto, elevadísimos, en un ambiente casi mítico, con una imagen de banda y un imaginario lóbrego melancólico; como unos Zeppelin modernos... y sin embargo, ahí estaban: las mentes creadoras que me cautivaron con su increíble sonido, tocando en un bar como los que yo he tocado, delante de una audiencia del mismo número de las que yo he tocado, vestidos como yo me visto los domingos e irradiando una sencillez y calidez absoluta, que sólo te provoca el estar haciendo de tu vida lo que amas... Giant Squid hace música enorme, hermosa, que merece trascender en la historia de la escena... y apesar de ello, las condiciones físicas de esa banda no parecen ser difererentes a las de la mia.

Lo que ello me provocó en cuanto a mi vida como músico, es material de otro post... pero en lo que nos atañe al soundtrack subliminal de este año, esta nueva idea de la universalidad de la música, me llevó a las siguientes conclusiones sobre los Tops de este año:

  • Ni modo, otra vez como el 90% es Metal. Actualmente trato de no estar cerrado a nada, pero lo cierto es que, si el Metal se ha vuelo tan diverso, el Rock en general es exponencialmente más enredado y diverso hoy en día. No sólo es el Metal lo que más adoro, sino que además no he escuchado lo suficiente de otros géneros como para atreverme a recomedar algo que simplemente no conozco.
  • Aun cuando de repente se me escapen las palabras "lo mejor", no dudo que más allá de los cerca de 150 nuevos discos que escuché este año (sólo contando los que se lanzaron en 2011), exista una banda que lo haya hecho mejor. Sin embargo, sí creo firmemente que vale la pena que, si les gusta el subgénero, le den una escuchada a lo que propongo.
  • Dentro de todo lo que escuché, hubo muuucho que no me gustó o simplemente se me hizo muy intrascendente. Esos álbumes no los menciono. Los que manejo como Decepciones son aquellos de los que esperaba mucho y en lo personal no me satisfizo el resultado, y no por ello son necesariamente discos malos.
  • Como extensión de lo anterior, si no está alguna banda que cualquiera que lea esto cree que es mucho mejor o que yo soy un ignorante por no ponerla, trate de no mentarme la madre, mejor sugiérala y recomiéndela.
  • Finalmente: aaah, los subgéneros, cada día se vuelven más, y actualmente son tan diversos y combinables como innecesarios. No hace mucho en un día de total ocio (me cae que  aunque no lo parece, normalmente sí estoy rete ocupado, pero pues, que quieren, hay días así) traté de hacer una tabla de estilos y subgéneros del Metal y me topé con más de 70... lo que aquí hago es un vago y, repito, cada véz más innecesario intento por clasificar el sonido de las bandas, un especie de guía para darse un idea de a qué suena, pero no se debe tomar tan literal.

Al final, ésta, como todas las listas de "lo mejor del año", no deben tomarse tan en serio: la única función que deben cumplir es difundir toda la musica que vale la pena y merece llegar a muchos oídos...


Continuará...